Japón facilita las reglas de exportación para cumplir con los requisitos del programa GCAP Tempest

Tradicionalmente pacifista, Japón es uno de los países más restrictivos en lo que respecta a las exportaciones de equipos de defensa. Aunque su industria de defensa es eficiente y produce equipos que a menudo son efectivos, el marco legislativo japonés prohíbe firmemente la exportación de equipos militares letales y regula muy estrictamente la exportación de otros.

Evidentemente, esta posición plantea grandes problemas en el contexto de la Programa Aéreo de Combate Global, o GCAP, el nuevo nombre del programa FCAS Tempest desde que Tokio anunció hace unos meses que se uniría a él junto a Gran Bretaña e Italia.

De hecho, si Londres y Roma dieron la bienvenida con entusiasmo a la industria y la financiación japonesas para desarrollar sus futuros aviones de combate de sexta generación, no había duda de que Tokio podría oponerse a posibles exportaciones a partir de entonces, en particular a ciertos socios tradicionales de la industria aeronáutica británica como Arabia Saudita, Kuwait u Omán.

Por lo tanto, era esencial que el Partido Liberal Democrático del Primer Ministro Fumio Kishida, y su aliado centrista, el partido Kômeitô,modificar el marco legislativo actual en este ámbito, a fin de dar a los británicos e italianos las garantías necesarias para continuar con calma el desarrollo de este programa.

El acuerdo obtenido por el PLD-Kômeitô sobre la revisión de las reglas para la exportación de armas por parte de Japón, cumple al menos con las expectativas del ejecutivo
El acuerdo obtenido por el PLD-Kômeitô en torno a la revisión de las reglas para la exportación de equipos de defensa japoneses, cumple al menos con las expectativas del ejecutivo

Lo mínimo que se puede decir es que la postura tradicional japonesa en esta zona está muriendo. En efecto, a pesar de las declaraciones de las autoridades sobre el tema, la comisión PLD-Kômeitô encargada de llegar a un acuerdo sobre este tema, produjo conclusiones que cumplían al menos con los requerimientos del ejecutivo.

Así, si los parlamentarios japoneses acordaron que no era posible prohibir la exportación de materiales producidos en cooperación, como será el caso del GCAP, no dieron sin embargo un acuerdo ilimitado en este campo, obligándose a obtener, con cada nuevo oferta, un acuerdo formal del parlamento para autorizar la exportación.


Queda el 75% de este artículo por leer, ¡Suscríbete para acceder a él!

Con Suscripciones clásicas proporcionar acceso a
artículos en su versión completa, y sin publicidad.

¡Meta-Defense celebra su quinto aniversario!

LOGO meta defensa 114 Exportaciones de armas | Alemania | Avión de combate

- 20% en tu suscripción Clásica o Premium, con el código Metanniv24Hasta solo el 21 de mayo !

Oferta válida del 10 al 21 de mayo para la suscripción online de una nueva suscripción Classic o Premium, anual o semanal en el sitio web de Meta-Defense.


Para ir más lejos

REDES SOCIALES

Últimas Noticias